miércoles, 21 de mayo de 2008

4:14 a.m.

Después de todo fuiste tú la que me regaló un pasado. Si no fuera por ti aún viviría en él. Si no hubiera sido por tu discursito de despedida probablemente no me hubiera perdido tanto y visto obligado a volver a encontrarme. Me enseñaste a no abrazar sólo el cuerpo. Te agradezco por todo eso.
Mucho tiempo pude reconocer tu silueta en mi sombra. Odiaba decirte buenas noches cuando sabía que te volvería a ver enseguida en mis sueños. Me sentía tan idiota consultándote todo. No soportaba ver a alguien que no tuviera tu cara. Y también sabía que no escucharía a quien no tuviera tu voz. Viví muy solo.
Fuiste mi peor pesadilla. Quebraste todo, desde mis instintos hasta mis cejas. Mis sentidos estaban ya demasiado acostumbrados a tu realidad. Ya ni mis pocas pertenencias me pertenecían. Te lo llevaste todo.

Y hasta ahora no estoy seguro si el del espejo soy yo o si es un reflejo del que me gustaría que vieras. A veces dudo si estoy solo cuando camino. Aún me percato que me desespero por que pasen los minutos, pensando que volveré a verte.
Hoy quiero saber si soy yo. Entender cómo pueden cargarme mis piernas. Quiero saber si soy un cuento al azar o una narración tuya. Quisiera tener en claro si realmente me importa.

2 comentarios:

Maje dijo...

A veces son esos momentos en que no sabemos quienes somos, si realmente quienes creemos ser o el reflejo de quienes queremos ser para alguien más.

Al final... si somos nosotros solo que distintos, solo que un raspón más pero con la posibilidad de seguir andando o de construirnos de nuevo para alguien más o para nosotros mismos.

pasaba a devolver la visita,
nos leemos

*MaJiTa* dijo...

Aun que ame a Alejandro Sanz no hay frase peor dicha que "Lo que fui es lo que soy, con lo que vine ayer es lo que me voy." Explico por que: Hay gente que nos hace cambiar, nos hace ser diferente a lo que eramos y "nos regalan un pasado" (que a veces queremos revivir y otrs borrar). En mi caso yo no soy lo que fui y no me voy con que vine lo mismo con que vine ayer, me voy con una maleta mas pesada y unas cuantas cicatries que dudo se borrer, supongo que tu te vas con lo mismo que yo en la maleta.

Por otro lado, la iade es mirarnos en al espejo ver lo que realmente somos, pero sobretodo lo que queremos ser, a mí me gusta pensar que cuando me miro al espejo veo a la persona que me gustaria (esa persona que ya no le importa ser lo que a él le gustaria).